Cultos

Dentro de los cultos que se realizan en Agua Blanca se encuentra el rito a María Lionza, Indio Guaicaipuro, el Negro Felipe entre otros.

El culto a Maria Lionza, como expresión del sentir popular, es también parte del folklore venezolano. El estado Portuguesa posee el segundo centro del país para honrar a la “Diosa Espiritual”, encontrándose este en el cerro Las Margaritas del Municipio Agua Blanca, carretera Acarigua – San Carlos.

Maria Lionza
En realidad son dos lugares de veneración: “La Margaritas” y “Los Aguacates”. Para arribar a Las Margaritas es necesario atravesar un área boscosa pero con buenos caminos, de fácil accesibilidad a cualquier tipo de vehículo.

Los visitantes generalmente en grupos provenientes de lejanos lugares por lo común pernoctan allí por varios días, llevando las provisiones necesarias. Duermen al aire libre, en chinchorros o bien dentro de sus vehículos. Para rendir el culto buscan un lugar apropiado en los alrededores de la montaña, siempre con la precaución de no interferir a los compañeros de fe que se encuentran en la misma actividad.

Indio Guaicaipuro
Diferentes interpretaciones se tejen sobre el origen de la “Reina María Lionza” unos dicen que fue la amante del Tirano Aguirre; otros que fue una niña muy bella aparecida en un manantial; Polla-Eltz (1985), estudiosa de estos temas, cita varias versiones sobre los inicios del mito de María Lienza entre ellas la del Gilberto Antolinez quien cuenta que hace muchos años, incluso antes de la conquista, un jefe de los indios Caquetíos de la región de Nírgua, Yaracuy tuvo una hija muy bella de ojos claros, la tradición indígena rezaba que tal acontecimiento traía mal augurio a la tribu, por lo tanto había que matarla, sin embargo, el cacique la protegió escondiéndola en su bohío. Cierto día, la niña hecha ya una mujer se acercó a la laguna en cuyas aguas observó su rostro. Una serpiente anaconda que se encontraba allí se enamoró de ella y la raptó; el reptil fue castigado Convirtiéndose en un monstruo; la laguna se desbordó, el monstruo se reventó y la bella muchacha se convirtió en dueña del agua. Sugiriendo así una diosa protectora de la naturaleza que hoy es encontrar salud, dinero y amor. Un pozo natural sirve del balneario medicinal que los seguidores afirman sentir una sensación especial de limpieza espiritual. Los rituales que allí se practican quedan dentro del esoterismo de los participantes. La presencia de seguidores se palpa diariamente, siendo las épocas de carnaval y Semana Santa las de mayor concentración.


Negro Felipe
Con respecto al cerro Los Aguacates, este se encuentra ubicado en el mismo sistema montañoso del Municipio Agua Blanca, a corta distancia del mencionado Cerro Margaritas. En la entrada esta montaña se halla un pequeño templo denominado “Capilla Eusebio Báez”, donde se aprecia una gran cantidad de estampillas que rodean una imagen de la Reina María Lionza. Estas figuras representan al Indio Guaicaipuro, al Negro Felipe y a otros. En el centro siempre está una mesa servida con frutas criollas, existe la creencia de que los espíritus bajan y extraen la parte nutritiva de las frutas, hecho que se evidencia cuando las mismas presentan signos visibles de descomposición, vasos conteniendo aceites, licores o agua, regalos traídos como ofrendas, completan la decoración que se exhibe para venerar a los espíritus. El lugar del culto se encuentra a un Kilómetro aproximadamente de la carretera, allí se observan varios portales con nombres asignados tales como “La Reina”, “El Negro Felipe”, “Guaicaipuro”, etc. Muchos creyentes se hacen acompañar de sus respectivos “Mediums”, quienes se encargan de representar el ansiado encuentro con los espíritus.